Desaparecer de Google: elimina tu rastro digital

Una vez que un usuario ha publicado algún contenido en internet, es muy difícil lograr eliminarlo por completo si se arrepiente. Cada sitio web que se visita o aplicación descargada crea una nueva ruta de navegación a tu ordenador. Querer desaparecer de Google es un tema en auge en la actualidad, desde que se comenzó a tomar más seriedad con el tema de la seguridad digital.

Los internautas son poco conscientes de todo el rastro informativo que se va acumulando en internet a medida que navegan por las redes. Por ejemplo, con solo realizar una búsqueda en una plataforma como Google ya el usuario está dejando claves informativas sobre su geolocalización o el historial que tiende a investigar. Con esta perspectiva, parece una ardua tarea lograr desaparecer de Google en su totalidad.

Quiero desaparecer de Google pero, ¿Qué conforma mi rastro digital?

Lo que denominamos huella o rastro digital es el historial de movimientos y actividades que el usuario realiza en el internet. Visitar una página web, descargar una aplicación, realizar pagos digitales, suscripciones y dadas de alta en cuentas, y demás. Muchas plataformas se vuelven responsables del tratamiento de datos, y a partir de ello se ha visto un aumento en el número de internautas que buscan desaparecer de Google

Desaparecer de Google: elimina tu rastro digital

Existen dos formas diferentes de dejar este rastro en las redes. En primer lugar, al dar nuestro consentimiento en solicitudes invasivas como publicaciones o formularios electrónicos de manera voluntaria implica una recopilación activa. Por otro lado, se puede dejar un rastro pasivo por medio de las cookies digitales de navegación, geolocalización, publicitarias, entre otras.

Los rastros o sombras digitales se componen de todas las actividades, acciones, contribuciones y comunicaciones digitales rastreables. Los motores de búsqueda también son conocidos como responsables de los datos de los usuarios, por lo que desaparecer de Google implica tratar con su administración de protección de datos digitales. La recopilación del rastro digital generalmente se hace con el objetivo publicitario de formar un perfil digital con los datos del usuario. 

Considerar desaparecer de Google no es una temática nueva ya que la información en internet puede impactar directamente la vida cotidiana del internauta. La huella digital no se traduce como la identidad de la persona, pero sus contenidos tienen un efecto directo sobre la privacidad, confianza, reputación, seguridad y sistemas de recomendaciones en internet. 

Por otro lado, los registros en los sistemas de redes sociales de las actividades de los usuarios se transforman en un flujo de vida. Es decir, el rastro de movimientos en redes sociales incluye intereses personales, grupos sociales, comportamientos y la ubicación que pueden construir la personalidad virtual de la persona. Al hacer búsquedas desde el motor como Google, igual refleja la información almacenada en redes sociales. 

¿Cómo puedo analizar mi rastro digital?

Para poder desaparecer de Google de manera eficiente, primero debemos conocer qué información y la cantidad de esta que se encuentra difundida en el internet. Generalmente, este trabajo lo hacen expertos en el área sobre reputación digital que ayudan a empresas y particulares a enfrentarse a posibles crisis reputacionales.

Si el usuario desea comenzar con el proceso de gestión de lo que Google dice de ellos, se inicia con una fase de documentación. En esta primera fase se comienza a conocer el caso con el que se va a tratar, es decir, el tipo de contenido que se desea desaparecer de Google. Asimismo, traducir el objetivo a eliminar al contexto tecnológico y legal.

Subsecuentemente, se pasa a la fase de análisis. Una vez que se tiene a mano toda la información requerida se pone en contacto con expertos si la situación y el caso lo ameritan. Por ejemplo, si la información que se desea desaparecer de Google se tratase de un grave riesgo para la reputación digital de una empresa o particular se recomienda ponerse en contacto con un equipo legal y una agencia de reputación digital. 

En conjunto con el equipo de expertos, se comienza con la fase de implementación. En dicha fase, como dice el nombre, se implementa la estrategia que ha sido diseñada y se realizan las acciones más oportunas para el caso para desaparecer de Google al contenido dañino lo más rápido posible.

Formas de disminuir mi rastro digital para desaparecer de Google

La huella digital del internauta es una combinación de su personalidad online con su actividad en las redes. A pesar de que ayuda a moldear tus preferencias en línea en relación con publicidades o facilitar el acceso a cuentas, puede traer consecuencias. Deseas desaparecer de Google debido a la pérdida de oportunidades laborales o de estudio por el contenido de tu rastro digital es más común de lo pensado.

Si deseas comenzar tu trayectoria para desaparecer de Google, existen diferentes medidas que puedes tomar. Por ejemplo, puedes cuidar el tipo de red de wifi a la que te conectas normalmente. Muchas conexiones wifi-públicas podrían contener programas de espía, así como sitios webs que envíen tu información privada a terceros. Otra recomendación para este punto sería considerar contratar un servicio de VPN que cifra tus datos en internet.

De igual forma, el usuario debe procurar utilizar un navegador seguro que permita desactivar las cookies de terceros que recolectan información, desactivar el lenguaje javascript con sus funcionalidades de rastreo, activar los complementos de privacidad automáticos y navegar en modalidad privada permitiendo la supresión del historial, cookies y archivos temporales.

Uno de los cambios que impactan de mayor manera a desaparecer de Google es comenzar a gestionar, controlar y eliminar cuentas y aplicaciones que ya no se utilicen. Muchas personas cuando abandonan sus cuentas de ciertos perfiles digitales y correos electrónicos, solo las dejan inactivas. Cerrar dichos perfiles permite asegurar que los datos en ellos no se filtren. Al igual que eliminar las aplicaciones móviles que ya no se utilicen, ya que las mismas a pesar de no usarse siguen recolectando datos en segundo plano. 

No hace falta que elimines todos tus perfiles sociales si quieres reducir tu huella digital. A pesar de que para desaparecer de Google lo mejor es eliminar todo contenido en las redes, hay usuarios que no desean desenlazarse totalmente del internet. En estos casos, el internauta puede reducir su vida social en las plataformas interactivas y limitar el tipo de contenido que comparten en estas.

Desaparecer de Google: elimina tu rastro digital

El tratamiento de datos por Google

Desde hace unos años, se ha considerado a los servicios o motores de búsqueda como responsables de tratamiento de datos personales de los usuarios. Este cambio se da debido a la gran cantidad de información sensible que estos motores recolectan y gestionan. Si quieres desaparecer de Google en primer lugar deberías considerar qué información tiene Google.

El tratamiento de los datos hace referencia a cualquier conjunto de operaciones efectuadas sobre la información personal mediante procedimientos manuales o automatizados. Estas acciones se hacen con fines de obtención, uso, registro, organización, estructuración, conservación, combinar o borrar datos.

Las plataformas como Google tienen diferentes objetivos para los datos que recolecta, desde el uso interno hasta para terceros como aplicar su uso a métricas, publicidades o ventas. No obstante, el uso principal que le otorga a la información es para mejorar sus propios servicios mediante algoritmos y bases de datos. Asimismo, el motor también provee la opción de suprimir todos los datos recolectados en caso de que el interesado desee desaparecer de Google.

Los responsables del tratamiento de datos tienen como misión velar por la protección de la información sensible de los usuarios, así como determinar su finalidad. Estos deben implementar diferentes medidas técnicas y organizativas para garantizar los procesos aplicados por el RGPD para la información personal. Estas obligaciones se relacionan en torno a la transparencia, lealtad, exactitud de datos, minimización del uso y facilitar los derechos a los usuarios.

Para disminuir el número de usuarios que quieren desaparecer de Google se cuida la infraestructura global de Google diseñada para salvaguardar la seguridad del ciclo de tratamiento de datos. Se procura la protección de los procesos de implementación de servicios, almacenamiento de datos, comunicaciones entre servicios y con los clientes, operaciones seguras con administradores y demás. 

Uso de datos con fines publicitarios

La aplicación que le dan los responsables del tratamiento de datos a estos se debe hacer de manera responsable. De otra manera, la empresa queda vulnerable a posibles multas que pueden llegar hasta el 4% de su volumen total de ingresos durante un año. Generalmente, se abren investigaciones para determinar el uso que servicios como Google les dan a los datos de los usuarios para enviarles publicidades segmentadas.

Sin embargo, si se desiste de realizar estas prácticas no solo traería consecuencias para el gigante informativo sino también para medios y anunciantes. Desaparecer de Google es una opción si se desea que no se utilicen nuestros datos personales para este tipo de finalidades.

El sistema de anuncios personalizado implica un intercambio de anuncios online basado en subastas. Es decir, la plataforma de Google aplica este servicio tras la visita de un usuario a una página web y la recolección de información de los datos de comportamientos e intereses. Estos datos son transmitidos a otras empresas y luego estas envían los anuncios adaptados. Desaparecer de Google implica en sí mismo una pérdida de la personalización de nuestra navegación en internet.

Desaparecer de Google: el derecho al olvido

En el caso dado que un usuario desee desaparecer de Google, la plataforma posee una herramienta para suprimir cierta información sensible, personal o errónea de una persona de sus resultados de búsqueda. Nos referimos al derecho al olvido, una legislación relativamente nueva la cual permite la eliminación de la presencia digital de un usuario hasta cierto punto.

Solicitar la retirada de información a la plataforma para desaparecer de Google implica la desindexación del enlace amenazante de los resultados de búsqueda, pero no se suprimirá la información del sitio web originario. Si se desea eliminar el contenido por completo, el interesado debe ponerse en contacto directamente con el propietario de la página o medio.

Si el paso anterior no funciona, el interesado puede hacer una petición formal a Google mediante un formulario para solicitar la baja de la información dañina. Los datos sólo podrán eliminarse en caso de ser perjudiciales para el usuario, ya que no sean de interés público y no se encuentren bajo supervisión legal activa. A pesar de que un internauta desee desaparecer de Google, debe seguir los lineamientos y requerimientos para hacerlo.

Desaparecer de Google: elimina tu rastro digital

Para comenzar el proceso de desaparecer de Google por medio de su plataforma, nos dirigimos a la web para solicitar una retirada de información personal confidencial. Generalmente, desde el momento en que se presenta la solicitud, el proceso de evaluación puede durar hasta un mes. En casos de retraso, es obligación de la plataforma extender al interesado las razones por las cuales ocurrió esto.

Posteriormente a que pase el tiempo de revisión para desaparecer de Google, pueden ocurrir dos escenarios. En caso de que la solicitud haya sido denegada, el usuario puede volver a presentar la petición o bien pasarla a la Agencia Europea de Protección de Datos. En caso de ser aceptada, luego de unas horas el enlace que se quiso suprimir va a desaparecer de los resultados de Google y la página de resultados mostrará un mensaje de aviso de la eliminación.

Todo ciudadano europeo posee la legalidad de aplicar su derecho al olvido, y esta solicitud será aceptada de acuerdo con los lineamientos y requerimientos de la plataforma responsable del tratamiento de datos. A su vez, es el deber de la empresa responsable informar de todo cambio de la solicitud al usuario interesado.

+ posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.