Desparecer de google

La preocupación por la privacidad digital y la recogida de información por parte de los motores de búsqueda ha ido en ascenso en los últimos años. Muchos internautas comienzan a preocuparse más por la información que inconscientemente van dejando en las plataformas digitales y cómo obtenerla para desaparecer de Google. En el caso de la plataforma de Google, ellos recopilan en sus servidores las imágenes, los sitios webs que visitas, tu historial de navegación e información de las aplicaciones web de todos sus clientes.

Google no oculta explícitamente toda la información y datos digitales que almacena sobre tus movimientos en internet. De hecho, te ofrece un registro recopilatorio de toda tu actividad en línea, desde la frecuencia hasta la fecha en que la realizas. Al realizar esto, muchos usuarios de internet toman la decisión de querer desaparecer de Google para salvaguardar su privacidad y seguridad digital.

¿Qué tipo de información se puede almacenar y desaparecer de Google?

Al utilizar a Google como motor de búsqueda predeterminado, le otorgas permiso para recopilar, almacenar y analizar toda la información sobre tus movimientos digitales. De esta manera, Google puede conocer tus hábitos de consumo, tus rutinas digitales y hasta datos que no sabias que existían en tus acciones web. No obstante, hacer desaparecer de Google esta información o reducirla no es imposible.

6 formas de desaparecer de Google

Si deseas conocer toda la información que Google ha almacenado sobre ti, puedes hacerlo en el apartado de “control de actividad”. Debido a la masiva recolección de datos, Google ofrece registros y enlaces de la información recibida para que el responsable pueda observarla también y decidir si quiere hacerla desaparecer de Google. Dentro de este apartado se divide la información en varias categorías y el internauta que la produce puede decidir si desea desactivar algún apartado.

Movimientos dentro y fuera del internet

En un primer lugar tenemos la actividad en la web, aplicaciones y localizaciones. Esta categoría cuenta con la mayor cantidad de información, ya que recopila toda la digitalización de las páginas webs que has visitado, dónde y cuándo las has visitado. Podrás hacer desaparecer de Google esta información eliminando las entradas de forma individual o mediante opciones de filtrado.

En cuanto al histórico de localización, este hace referencia a todos los datos de nuestra ubicación en tiempo real. Como los lugares que has visitado y las rutas que has tomado para tus viajes. Si permites la recolección y análisis de esta información, la empresa tendrá en su disponibilidad un historial completo y detallado de tu residencia, trabajo, sitios que visitas frecuentemente. Así como el tiempo que pasas en ellos, las fechas y horas exactas de los lugares. Para hacer desaparecer de Google estos registros es tan fácil como un clic en la papelera.

Dispositivos y sonidos asociados

Otra vertiente informativa que es recolectada por Google es todo sobre el dispositivo a través del cual estas conectado. Ya sea un smartphone, una Tablet o un ordenador, Google almacena todos los datos sobre el dispositivo. Desde los contactos guardados, las aplicaciones descargadas, el operador de telefonía que se utiliza, hasta el modelo y marca del aparato. En el caso de esta categoría, la única información apta para desaparecer de Google es el historial web.

Por otro lado, la información dictada a partir de las interacciones con el asistente de Google dentro de los smartphones y los altavoces inteligentes también es recopilada. Esto comprende los registros de la actividad de audio y voz del usuario. Dentro de la opción “gestionar actividad” encontrarás una lista con todo lo que has dicho al asistente y cuentas con la opción de reproducir estos audios. En este caso cuentas con la opción de hacer desaparecer de Google todos estos datos.

Más datos almacenados por Google

Así como Google almacena todos tus datos de navegación y actividad del motor de búsqueda web, también recopila los datos de búsqueda en YouTube y el historial de videos de tu cuenta. Como almacena la información proveniente de YouTube, también lo hace de otros añadidos de su plataforma.

6 formas de desaparecer de Google

Los comentarios y publicaciones que dejas en blogs como Blogger, todos los eventos organizados en el calendario de Google, tus archivos de Google Drive y documentos de Google Docs, tus compras a través del Google Wallet, imágenes en la galería de Google Fotos y más. Asimismo el servicio te ofrece la oportunidad de descargar toda esta información en diferentes formatos para darte un mayor panorama de los datos almacenados a lo largo de los años de uso que quisieras hacer desaparecer de Google.

Si estas dispuesto a perder los beneficios que podría traer consigo la plataforma y hacer desaparecer de Google todos tus datos, puedes manipular las opciones de privacidad y detener el rastreo de información.

Formas más comunes para desaparecer de Google

Dado el caso que decidas seguir adelante con el deseo de desaparecer de Google, existen diversos métodos para hacerlo. Desde lo más básico como ir directo con la plataforma hasta pedir la ayuda de expertos en el tema para encargarse de tu información. Sin embargo, debes estar consciente que una vez se ha eliminado esta información, es virtualmente imposible recuperarla.

Ponte en contacto con el propietario de la página web

Al momento de haber encontrado información personal e intima en alguna página de internet, la primera alternativa a tomar es ponerte en contacto con el propietario de la página. Dentro de esta forma para desaparecer de Google algún tipo de datos existen varios pasos a considerar.

Primeramente, como ya mencionamos, es conseguir la manera de ponerte en contacto con el propietario del dominio web y solicitar la baja de la información por motivos de privacidad. Generalmente, la identidad del propietario se puede encontrar en la política de privacidad o el aviso legal de la página.

Subsecuentemente, si el formulario de la web ni el propietario nos dan respuesta alguna, contamos con otra opción. Desde el servicio WHOIS podemos conseguir información acerca de dónde se aloja la página web, refiriéndonos a la empresa a cargo de la data. De esta manera, nos ponemos en contacto con ellos para pedir la baja de información y desaparecer de Google. Ellos personalmente no pueden realizar la baja, pero tienen mayores probabilidades de ponerse en contacto con el propietario y lograrlo.

Pide la baja directamente a Google

Una de las formas más comunes para desaparecer de Google es ir directamente con la división de la plataforma y pedir una baja de tus datos a Google. Cabe acotar que este puede ser un proceso lento, hasta el punto de que solo el procesamiento de la solicitud puede durar 45 días. De igual forma, el hecho de enviar la solicitud no implica que la información vaya a desaparecer debido a que Google se guarda el derecho de denegar la baja de los datos y desindexar las webs.

Google tiene la opción de dar de baja a cualquier tipo de información que se muestre como perjudicial para el usuario o que suponga un riesgo a tomar en cuenta para robo de identidad, fraude financiero y más. Al iniciar la solicitud para desaparecer de Google esta información personal, puedes escoger entre dos opciones. Si quieres eliminar información que aparece en búsquedas o solo evitar que aparezca en dichas búsquedas.

6 formas de desaparecer de Google

Derecho al olvido y vías legales

En el caso de haber fallado en las opciones de contacto directo y tu información sigue almacenada en el ciberespacio, todos los usuarios de internet cuentan con derechos y motivaciones legales para solucionar esta falla en la brecha de seguridad. En los últimos años se han instaurado formas de control de los ciudadanos sobre su gestión de la información personal, decidiendo si quieres rectificarlos o eliminarlos para desaparecer de Google.

Uno de estos métodos legales es ejerciendo el derecho al olvido. Este derecho supone la limitación, modificación o eliminación de la huella digital que recogen los motores de búsqueda como Google, plataformas digitales como redes sociales o las cookies de navegación. Esto permite a los usuarios detener la difusión de información que ya no es necesaria dentro del internet y así haciéndola desaparecer de Google.

Cabe acotar que el derecho al olvido no podrá aplicarse si la información a tratar se categoriza como necesaria, así garantizando los derechos y garantías de la libertad de expresión. Entre las razones por las cuales se acepta hacer desaparecer de Google la información, nos encontramos con: la ausencia de interés público se trata de información sensible del usuario, contenido relacionado con menores de edad e información de delitos, acusaciones y condenas falsas.

¿Cómo ejerzo mi derecho al olvido?

Si el usuario decide seguir adelante con el proceso de aplicar el derecho al olvido, existen tres niveles diferentes de aplicación de esta vía legal. En primer lugar, se aplica una solicitud directa a la entidad responsable que ha publicado la información que queremos hacer desaparecer de Google. Si este medio no nos provee de una solución, se puede contar directamente con los buscadores para la eliminación de enlaces amenazantes.

Como un último recurso, el internauta podrá ejecutar su derecho al olvido atendiendo directamente a la Agencia Española de Protección de Datos. Cabe acotar que, si este organismo tampoco se encuentra de acuerdo en que la información señalada deba desaparecer de Google, se podrá recurrir a Tribunales para solventar el caso.

Borrado y limpieza manual

Muchos usuarios de internet a la hora de decidir desaparecer de Google pueden escoger la opción de hacer una limpieza de información con sus propios medios. Cada acción y movimiento que realizamos mientras navegamos por internet deja un rastro, denominado huella digital. A pesar de que este rastro es imposible de eliminar en su totalidad, podemos hacer lo mejor para reducirlo.

Una de las fuentes que cuentan con mayor impacto sobre nuestra huella digital son las redes sociales, y es muy común que los usuarios no recuerden todas las cuentas que han creado desde su primer uso del internet. Generalmente, dependiendo de la plataforma de la que se quiera desaparecer de Google, cambia la configuración o la sección de seguridad y privacidad. En el caso que el perfil no pueda ser eliminado, se puede optar por cambiar los datos del perfil por uno ficticio.

Paralelamente con las cuentas en redes sociales, es muy común que los usuarios hayan creado cuentas en plataformas de compras online. Estas cuentas pueden contener información sensible como direcciones domiciliares, datos bancarios y de tarjetas, así como los hábitos de compra y consumo. Asimismo si se desea desaparecer de Google debemos eliminar todas las cuentas y datos de otras páginas webs como blogs, foros y más fundamentalmente de correos electrónicos.

6 formas de desaparecer de Google

Herramientas para eliminación de cuentas

El adoptar nuevos hábitos para la limpieza web puede funcionar como una ventaja a la hora de desaparecer de Google e igualmente hacer de este proceso uno más eficiente. Hoy en día existen servicios en sitios webs con herramientas que te ayudarán a hacer el proceso de buscar en los diversos lugares de internet donde te hayas creado una cuenta, y subsecuentemente el proceso exacto para limpiar los datos. Cabe acotar que este servicio es funcional únicamente si el usuario recuerda la cuenta que fue creada.

Estas son herramientas específicamente de localización para que el usuario tenga un proceso menos complejo para eliminar las cuentas antiguas y facilitar la posibilidad de desaparecer de Google. Dentro del servicio, las herramientas te proveerán con enlaces directos para comenzar el método de eliminación e igualmente aportan una valoración sobre el nivel de dificultad para realizar esto.

Empresas de borrado de internet

Por último cabe resaltar que, como existen herramientas independientes para facilitar el proceso de borrado de datos, existen también agencias expertas para la eliminación de contenido digital. Al hacer contacto con estas empresas, ellos rastrean cualquier tipo de información que se quiera desaparecer de Google relacionada con el usuario. Una vez la empresa cuenta con toda la información necesaria del cliente se ponen en contacto para debatir un presupuesto. El proceso lo lleva a cabo un equipo profesional, los cuales eliminan los enlaces e información individualmente mediante diversos métodos.

La información que se quiere hacer desaparecer de Google puede provenir de resultados del motor de búsqueda, publicaciones dañinas por parte de medios de comunicación, datos subidos por parte de boletines y diarios oficiales compuestos por motivos de multas, subvenciones, ayudas, oposiciones y más. Asimismo, la información publicada en redes sociales, blogs y foros en línea, como comentarios amenazantes o dañinos, multimedia inapropiada y calumnias. Las agencias de eliminación de datos se encargan de conseguir toda esta información y gestionarla.

En el momento en que el internauta considera “no quiero aparecer en Google”, tiene a disposición diversas formas para contrarrestar este derrame informativo. Lo más fundamental es afrontar con calma, racionalismo y paciencia la problemática, debido a que estos procesos siempre son largos para llegar a una solución factible.

+ posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.