Due Diligence reputacional: examina tu reputación en internet

Dentro de lo que compone los elementos estratégicos para el éxito comercial y el crecimiento sano de una empresa se tiene ciertos pilares como: el análisis situacional de la compañía, los planes de prevención de crisis y riesgos de la reputación en internet. En una actualidad donde el ciberespacio juega un papel tan importante en la forma en que los consumidores perciben a una marca, cuidar su prestigio es un factor indispensable.

Uno de los métodos de investigación situacional de un individuo o empresa más utilizados en diferentes ámbitos corporativos es el due diligence. En este tipo de procesos usualmente se recolecta toda la información del área laboral, antecedentes penales y registros financieros o comerciales. Para proteger la reputación en internet de tu empresa al realizar nuevas asociaciones o fusiones, es fundamental a la otra parte que será tu partner. 

¿Qué compone mi reputación en internet?

Cuando se habla de la reputación en internet de una empresa hace referencia a la percepción que tiene la comunidad digital sobre esa marca o negocio. Generalmente, esta es gestionada mediante canales simples y controlados como sus redes sociales o sitios web. En la actualidad, los usuarios de internet tienen una vasta cantidad de opciones para comentar sus opiniones, valoraciones o críticas a las empresas, lo que va conformando su reputación en línea.

La administración de la reputación en internet de una marca o negocio es conocida como ORM u Online Reputation Management y se compone de un conglomerado de actividades con el objetivo de salvaguardar el prestigio, la estima, los valores y la imagen que se ha creado la empresa o la persona individual mediante las redes sociales u otras plataformas virtuales.

Con una buena estrategia de reputación corporativa en internet de base, una marca puede lograr un crecimiento orgánico en menciones positivas entre los usuarios que se encuentran interactuando con ellos. Asimismo, estos comentarios aportan a la consolidación de una imagen positiva de la marca y a fortalecer las opiniones que los consumidores tienen sobre el negocio.

No obstante, construir una reputación corporativa aceptable y saludable no lo es todo dentro de su gestión. Paralelamente, los encargados de su manejo deben realizar seguimientos y monitorizaciones de las menciones de la marca o negocio de manera continua. Estudiar la situación global de tu empresa en línea ayudará a construir otras estrategias comerciales acorde con los sentimientos de tus seguidores, así como crear varios protocolos de prevención y manejo de crisis que puedan suceder a futuro. Utiliza tus recursos para proteger tu reputación en internet y subsecuentemente estarás protegiendo tu prestigio fuera del ciberespacio. 

En muchas ocasiones, no tener una presencia en línea se traduce de peor manera que una marca que tiene valoraciones negativas de su servicio o producto. Contar con perfiles en redes sociales, foros, blogs y otros sitios webs en donde se lleven a cabo interacciones con los usuarios consumidores de la marca funciona como un recurso informativo para la empresa, que la ayudará a reconocer sus puntos débiles y posibles cambios que deban realizarse a diferentes escalas. 

Due Diligence: ¿Qué es?

Existen diversos tipos de due dilligence, pero ¿Qué es? En términos sencillos, es un proceso investigativo. Sea de la rama legal, financiera, laboral o reputacional, se lleva a cabo una investigación a fondo acerca de los posibles riesgos reales que podría encontrar la empresa interesada y analizar paralelamente la realidad en la que se encuentra. El proceso de recopilación de información suele llevarse a cabo cuando existe un comprador interesado o un inversor potencial para tu empresa.

Mediante el due diligence se lleva a cabo un estudio detallado para obtener tanto información como diferentes puntos de vista y con ello intentar disminuir el riesgo que puede sufrir un inversor a la hora de pasar a formar parte de los activos de la compañía. Es un estudio que se lleva a cabo por una compañía externa pero solo puede realizarse si se cuenta con el consentimiento expreso del dueño de la empresa investigada. 

Como se mencionó anteriormente, existe más de un tipo de due diligence y estos varían según el sector que se quiere estudiar de la empresa. Por ejemplo, el due diligence legal se utiliza para comprobar la situación global de la empresa en relación con litigios o procedimientos legales, así como cualquier riesgo legal latente. 

Igualmente, realizar un due diligence no solamente se aplica para conocer y estudiar riesgos sino también para detectar oportunidades. Los due diligence financieros ayudan a conocer la situación de la empresa alrededor de este ámbito y ayuda en la visualización de la viabilidad económica empresarial, repasar su plan de negocios y comprender deudas e históricos.

Los due diligence se llevan a cabo en diferentes departamentos de una empresa, como corporativa, administrativa o contractual. Para realizar análisis detallados de la legislación y el nivel de adecuación de esta con los trabajadores se aplica un due diligence laboral. En este proceso se examina toda documentación social y de Seguridad Social.

Por último, uno de los procesos de due diligence más importantes en la actualidad es el referente a la reputación en internet de la empresa. La información recolectada en un due diligence reputacional incluye las temáticas asociadas a la empresa, las menciones de la marca y las razones detrás de los comentarios o críticas hacia la marca.

¿Por qué debemos hacer una due diligence reputacional?

La reputación en internet de una empresa es fundamental hoy en día dentro de su plan de expansión comercial. Las due diligence reputacionales recolectan y procesan toda la información referente al prestigio de la marca y lo que se percibe de ella en las redes. Permite conocer más profundamente la opinión que se tiene de nuestra marca y la visión de esta. 

Cabe acotar que existen due diligence reputacionales que abarcan aspectos más profundos que las menciones en internet. Sean personas individuales u organizaciones, hay procesos de recolección de información que toman y verifican antecedentes laborales, antecedentes penales, registros comerciales y registros financieros.

Toda asociación que una empresa o individuo afirme va a afectar su reputación en internet, este es uno de los factores más importantes de realizar este tipo de due diligence. Esto tiene como motivo el hecho de que al afirmar una asociación, el público nos puede relacionar directamente con las actividades o ideologías del socio: sean positivas o negativas.

Las due diligence reputacionales deben estudiar perfiles públicos relacionados con controversias o con impactos negativos en los medios de comunicación, relaciones con partidos políticos, casos de fraude o de corrupción, litigios, conflictos, organizaciones criminales y más. 

En conjunto con su función para detectar riesgos y reconocer oportunidades, las due diligence de la reputación en internet pueden ayudar a prevenir y evitar futuras crisis de reputación online. Recolecta la información perjudicial que se encuentra en estado latente y permite manejarla de la manera más eficiente posible. 

+ posts
Un comentario sobre “Due Diligence reputacional: examina tu reputación en internet”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.